13 de Julio de 2021

Rincones de la Cerdanya para tu próxima escapada

Rincones de la Cerdanya para tu próxima escapada

Siempre hay cosas nuevas por descubrir en la Cerdanya. Los pueblos y lugares más conocidos, y también rincones inéditos y sorprendentes que harán que siempre quieras volver.

Hoy te contamos sobre algunos de estos espacios especiales, para que los anotes para tu próxima escapada a nuestra comarca.

 

Termas naturales Fontpedrouse

 

Foto: Wikiloc (Fontpedouse)
 

En la Cerdanya francesa, escondidas en el interior del bosque y desconocidas, estas termas naturales son muy singulares, ya que son pequeñas piscinas con distintas temperaturas, que van variando a medida que vas descendiendo.

Para acceder a ellas, debes hacer una caminata, entre preciosos paisajes de cuento de hadas hasta llegar a las termas. El resultado bien merece la caminata. 

 

Arsèguel

 

Foto: Viquipedia (Arseguel)
 

Arsèguel es un pueblito de montaña ubicado en el Alt Urgell, en pleno Pirineo, entre el río Segre y el monte del Grau.

Es una de las entradas al Parque Natural del Cadí-Moixeró.

No es una visita habitual en las rutas turísticas de la zona, y eso que tiene unas vistas maravillosas a los Pirineos, la iglesia de Santa Coloma, una joya del románico, la Fábrica de Lanas y además, es la capital del acordeón.

Allí se organizan conciertos y concentraciones de acordeonistas y puedes visitar el Museo del Acordeón, que contiene piezas muy valiosas de este instrumento.

 

El parque Schierbeck

 

Foto: Puigcerdà Turisme (Parc-Schierbeck)
 

Está situado al noroeste del lago de Puigcerdà, un embalse artificial del siglo XII.

El parque se construyó a finales del XIX por iniciativa del cónsul de Dinamarca en Barcelona, German Schierbeck, de quien adopta su nombre.

Es un paseo muy agradable y bucólico, ya que puedes recorrer el lago, y admirar las villas que lo rodean, que son el legado de la burguesía barcelonesa que veraneaba en la zona.

Tiene una zona de pesca infantil y si vas con niños, estarán encantados de ver los patos, los cisnes y los peces. Es un clásico, imperdible si vas a Puigcerdà.

 

Tras los pasos de los cátaros 

 

El Camino del Bons Homes te permite sumergirte en la historia medieval, y a la vez disfrutar de un paisaje de una impresionante belleza.

Excomulgados en el siglo XII, los cátaros, que defendían un cristianismo basado en la espiritualidad y que eran conocidos como Bons Homes ('Buenos Hombres'), se vieron obligados a exiliarse del sur de Francia.

El Camino dels Bons Homes es un GR que une el Castillo de Montsegur (Ariege) y el Santuario de Santa Maria de Queralt (Berga) con un recorrido nada menos que de 200km. Puedes recorrer un trozo de la ruta de la Vall de la Llosa, pasando por el Molí del Salt, que es un salto de agua espectacular rodeado de toda la fauna y flora típica del Pirineu).

 

Ruta dels Segadors

 

En la población de Gósol se inicia la Ruta de los Segadores, conocida también como el Camino de Cerdanya, ya que llega hasta Bellver de Cerdanya.

Es un itinerario que utilizaban, además de los segadores, arrieros, bandoleros, músicos y contrabandistas.

El trayecto también lo hizo en 1906 el pintor Pablo Ruiz Picasso, durante su estancia en Gósol. Ya ves que la Cerdanya es un entorno incomparable donde puedes disfrutar de todo tipo de actividades.

Unas más tranquilas, otras más intensas y combinar montaña, naturaleza, cultura, bienestar y gastronomía. ¡Diversión asegurada!

Ah! Y no te olvides la cámara de fotos (mejor que el smartphone, así desconectas). Querrás sacar cientos de fotos de estos sitios tan bonitos.